La vieja guardia: derroche de elegancia en el Mundial de Salsa

Al ritmo de la guaracha, el guaguancó, el boogaloo, el son y el danzón entraron en escena los bailadores y bailadoras de la vieja guardia, en el segundo día del XIII Festival Mundial de Salsa que realiza la administración del alcalde Maurice Armitage. Ellos desplegaron su elegancia, tradición y amor por este ritmo caleño.

El cierre del primer día de competencias del Festival corrió por cuenta de los  protagonistas de los recordados bailes de cuota, las agüelulos y el lleno de los grilles. Ellos, la vieja guardia, bajo tonadas de timbales, congas, clave y campanas se ganaron la ovación del público que asistió al coliseo de la Salsa.

Se acercó el momento y la espera valió la pena. A paso acelerado y entre la multitud apareció una mujer de baja estatura, que lucía un vestido floreado y con vuelos, tacones rojos y maquillaje que resaltaba la belleza de los 57 años. Era Alba Nancy Albán, conocida como “Chenchita”, bailadora de la vieja guardia y legado de la salsa de Cali para el mundo.

“¡Que emoción es estar una vez más aquí bailando para ustedes y para todos estos muchachos, que son para nosotros como unos hijos, a quienes mimamos, aconsejamos y nos retribuyen ese cariño como herederos de este legado, la salsa caleña que nos regala reconocimientos y admiración en el mundo!” dijo Alba Nancy Albán.

“Chenchita”, así la conocen todos en el barrio y desde niña, salió a escena en compañía de su parejo, un hombre no tan mayor con quien hizo una presentación espectacular que robó aplausos y arengas de los asistentes, testigos de un ensamble compuesto por más de 15 parejas, en el escenario del coliseo El Pueblo de Cali.

Bajando de la tarima, entre emociones y agite, aparecieron “los reyes del bolero y el son” Edgar y Yolanda, pareja profesional de salsa caleña con 23 años de vida artística, que cada vez que sube al escenario cautiva a su público y se gana muchas ovaciones, lo que para ellos ese alimento y el motor de sus vidas.

“Cuando yo escucho una guaracha, una pachanga, un mambo o un son, mi sangre se calienta y hace que mis pies se muevan solos, porque la salsa hay que sentirla en lo profundo del ser para transmitirlo al público que espera ver siempre lo mejor de quienes representamos este estilo de baile, la salsa caleña” manifestó Edgar Hernán Rodríguez, “El rey del del bolero y el son”, bailador con más de 60 años de vida artística.

El Festival Mundial de Salsa es el sexto evento de la Temporada de Festivales que realiza la administración de Maurice Armitage, el cual convoca por cuatro días a los mejores exponentes de la salsa caleña para demostrarle al mundo que ‘Cali es la capital mundial de la salsa’, que aquí se baila con el alma y que en esta tierra hay talentos culturales y artísticos para el orbe.

Prev Esta es la programación del Festival Mundial de Salsa de Cali
Next A pocos metros del escenario principal del Mundial de Salsa, los emprendedores tienen su propio festival

Leave a comment

You can enable/disable right clicking from Theme Options and customize this message too.