Lucía Amparo Oliva tuvo que dejar su labor como docente, debido a la constante presencia de grupos armados en su lugar de trabajo. Desde el año 2000 encontró una oportunidad de resiliencia en la elaboración de artesanías, las cuales exhibirá del 26 al 29 de diciembre en el Parque de las Banderas, en el marco de la Feria de Cali N° 66.

Al igual que ella, 80 artesanos de los cuatro departamentos que conforman la región Pacífico: Cauca, Chocó, Nariño y Valle del Cauca, confluyen en experiencia, historia y resiliencia, a través de sus prodigiosas manos, evento gratuito que se podrá apreciar entre las 10:00 a.m. y las 9:00 p.m.
Nariño presente en la Feria Pacífico Artesanal

Nariño es un departamento artesanal por tradición, ubicado en el extremo suroeste del país en las regiones Andina y Pacífico, cuenta con una gran población étnica que se ve reflejada en sus características principales, casi el 70% de su población se encuentra ubicada en la parte interna del departamento, conformado gente emprendedora, alegre, respetuosa de sus costumbres y tradiciones, cabe destacar su sentido de pertenencia sobre todo en el entorno familiar.

Entre las técnicas en las que se han especializado los 19 artesanos nariñenses y que se podrán apreciar a lo largo de la Feria Pacífico Artesanal, se encuentra el tallado en madera, la cerámica, el barniz, la filigrana, enchapado en tamo y tejidos elaborados a mano y en telares, obras que se han vuelto representativas del arte del departamento.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura – UNESCO, reconoció los conocimientos y técnicas asociados al Barniz de Pasto o Mopa-Mopa (arbusto silvestre) de Nariño como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2014.

Esta declaratoria contempla tres actividades tradicionales: recolección, carpintería y barnizado decorativo, y reconoce el procesamiento de madera y la decoración con barnices, como una fuente de identidad para las comunidades involucradas y el Barniz de Pasto o Mopa-Mopa ha permitido a los artesanos, trabajar por cuenta propia, vincularse a gremios y/o estructuras comerciales.

También hacen parte del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad: EL Carnaval de Negros y Blancos de Pasto (2009), Las Músicas de Marimba, cantos y danzas tradicionales del Pacífico sur de Colombia (2010); el único que ha sido declarado como patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad es el Qhapaq Ñan, sistema vial andino, declarado en el 2008.

Historias de vida

Las artesanías pueden contar historias, de un pasado, de una cultura, de una relación con el territorio y además pueden contar la vida de un artesano.

Como lo cuenta Lucía Amparo Oliva, artesana del municipio de Ricaurte en Nariño. Con  64 años de edad y  Licenciada en Básica Primaria de profesión, desde el año 2000 se dedica a las artesanías; junto a un grupo asociativo de mujeres cabeza de familia que había conformado desde 1995.

Trabajó como docente municipal por 9 años, luego como educadora ambiental en la Reserva Natural La Planada por 11 años, pero por problemas de orden público y presencia de grupos armados al margen de la ley en su lugar de trabajo, tuvo que renunciar y encontró una oportunidad de resiliencia en las artesanías.

“Casi no hemos tenido apoyo gubernamental por ser una asociación con pocas mujeres (12), pero a pesar de eso no hemos dejado morir la organización ni nuestro saber ancestral, poco a poco nos hemos ido organizando y perfeccionado el uso como materia prima de la paja Tetera cultivada por los indígenas Awá. Actualmente estamos dedicadas a elaborar y vender artesanías, principalmente línea de mesa y cocina, aunque también hacemos billeteras, bolsos, carteras, carpetas, pulseras, hebillas, aretes y demás”, cuenta Lucía.

Es por eso que, con actividades como la Feria, se busca potenciar el acceso de las mujeres a recursos económicos, fortaleciendo sus capacidades artesanales para la participación en espacios amplios y canales de comercialización.

En este momento se encuentran en funcionamiento los Centros de Fomento Artesanal y venta de Cauca, Chocó y Valle del Cauca. Gracias a esta propuesta se fortalecerá el funcionamiento de estos tres Centros y se dará apertura al de Nariño.