Lunes, 30 Enero 2017 09:16

El agite del XI Festival Mundial de Salsa 2016

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En el XI Festival Mundial de Salsa se mueven, además de bailarines, vendedores y público, grupos humanos que están pendientes de que todo esté de acuerdo a las calidades del espectáculo que día a día convoca a cientos de personas.

Poco estamos atentos a ellos, pero prestan un gran servicio atrás del escenario en el que chicos y chicas, en dos minutos,  dejan todo de sí en busca de la fama y de los premios que el Festival ofrece.

Son los integrantes de la Cruz Roja Colombiana con sede en Cali. Hablamos con Óscar González, quien luego de atender a una chica que le había faltado el aire de tanto giro y tanto esfuerzo durante su presentación  contó sobre la labor que desempeñan.

“Aquí en el Festival, hay conmigo un grupo de fisioterapeutas y varios auxiliares que tenemos como actividad principal que luego de la competencia, los participantes reciban atención pues luego de la presentación muchos son los que terminan con fatiga muscular. Nosotros les atendemos y les realizamos estiramientos de los músculos y masajes pos competencia. En caso de que haya fatiga muscular o tirón, que son muy comunes, nosotros entramos a manejar ese aspecto”.

En caso de fractura o una lesión mayor, tenemos el apoyo de un médico que está en el lugar con la Cruz Roja. Esa es básicamente nuestra labor.

Respecto a los episodios más frecuentes el fisioterapeuta dijo: “Lo que más se presenta es la falta de oxígeno al término de las presentaciones. Y es comprensible, ya que el baile que realizan es muy exigente. En dos minutos en el escenario deben dar todo lo que tienen corporalmente y artísticamente y si a eso se le suma el estrés por el ansia de clasificar, tenemos un grado de tensión y ansiedad muy alto. Si nosotros desde acá, que nada tenemos que ver con los bailarines, hacemos fuerza por cada uno de los participantes en tarima, cómo será el nivel de ansiedad de los protagonistas.

Y es que no hay que olvidar que los bailarines se preparan concienzudamente durante un año y  en esos dos minutos pueden irse abajo las ilusiones de clasificar.

 

González aprovechó la oportunidad para hacer algunas recomendaciones: “Nuestro llamado para los participantes, es que apenas terminen la presentación busquen los puntos de hidratación. Así mismo realizar los ejercicios de estiramiento antes de entrar al escenario. No todos requieren de nuestra atención pues cada organismo es diferente. Muchos de ellos terminan su actuación y siguen relajados sin necesidad de atención alguna.

Sobre el particular Diego Toro, otro integrante de la Cruz Roja, señaló: “Nosotros debemos asegurar que esté bien todo el personal que asiste al escenario: logística, bailarines, público en general. Lo que más atendemos son traumas leves, luxaciones, falta de respiración, ya que por el agite a veces no hacen un buen ciclo respiratorio, también se presentan pequeñas raspaduras, lesiones menores”.

Estos hombres y mujeres que no son protagonistas del Festival, que nadie les toma fotos ni aparecen en los periódicos, son parte importante en éste tipo de eventos: deben estar atentos, no solamente a los participantes, sino que deben cuidar de lo que suceda con la integridad del público.

Visto 375 veces Modificado por última vez en Viernes, 12 Enero 2018 19:47
or
or