Lunes, 30 Enero 2017 09:18

Esa pasión llamada Salsa

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

En agosto Cali, la Capital del Valle del Cauca, está señalada de forma destacada en la agenda de visitantes nacionales y extranjeros. El motivo: XI Festival Mundial de Salsa 2016.

Y entonces, desde los más remotos lugares de la geografía nacional, de diversos países del mundo, los bailadores empacan sus mejores pasos, envuelven las más vistosas pintas y alistan las mejores sonrisas, para venirse a Cali a tirar paso sin descanso mientras dure el XI Festival Mundial de Salsa, que en esta oportunidad, va del 15 al 18  de septiembre.

Cali por estas épocas reafirma por qué es, “La Capital mundial de la Salsa” y por qué el certamen tiene carácter internacional. Para esta edición se han inscrito participantes de Polonia, Argentina, Costa Rica, Francia, México entre otros países que quieren competir con los mejores.

Que en Cali se baila, de eso no queda duda, así lo demostraron los más de 3.500 bailarines que participaran en la etapa clasificatoria en el Teatro al aire libre “Los Cristales” con lleno total de público.

El baile de la Salsa es un espectáculo que todo mundo desea ver. Es una competencia que exhibe la habilidad de los bailarines, la coordinación delicada de los danzantes, las figuras que realizan, como poesía hecha movimiento, los pasos que son como caminos de belleza y emoción.

El Festival Mundial de Salsa 2016 es una inmensa fiesta en la que todos participan sin distingo alguno. La música dicta la fraternidad, ofrece el gozo, convoca a la amistad sin barreras.

En Cali, por estas épocas, concurren visitantes de los más diversos puntos cardinales del planeta y aunque no se hable el mismo idioma, se baila en un solo ritmo: Salsa, el idioma de la alegría, de la fuerza, de la celebración de la vida. Es la Salsa el baile que permite el abrazo que borra las fronteras, la declaración para el amor futuro, o la conquista de temporada.

Ya casi a nadie le preocupa de cuál fue la cuna de la Salsa: Por esta época, se olvidan las minucias de la historia y Cali es la muchacha que abre sus brazos para recibir a los visitantes y descubrirles, en un espectáculo de belleza y emoción, los concursantes que buscan ganarse el título de  los mejores bailarines. Con ese título en sus manos, el mundo de la diversión se abre sin reparos y los viajes a los lugares más remotos, se vuelven cotidianos.

La Salsa evoca el trópico, el calor, las mujeres hermosas, los pasos certeros, agiles y precisos de los danzantes. Es un espectáculo de maravilla que transforma a los bailarines en seres livianos, casi que flotan en las notas de la música.

Llegó el XI Festival Mundial de Salsa y aquí estamos con el corazón en vilo para asistir noche a noche a ser partícipes de esa pasión llamada Salsa.

Visto 442 veces Modificado por última vez en Viernes, 12 Enero 2018 19:46
or
or